Las pruebas del aliento con 13C-urea

- Jun 20, 2017-

    Las pruebas del aliento con 13C son métodos diagnósticos absolutamente incruentos basados en la detección de pequeñas cantidades de 13CO2 en el aire espirado. El 13C proviene de un sustrato que se administra por vía oral. Como consecuencia de su degradación por procesos fisiológicos o patológicos, dicho sustrato libera el 13C, el cual se elimina por los pulmones en forma de dióxido de carbono marcado. La detección del 13CO2 se lleva a cabo mediante un método analítico de alto rendimiento, denominado espectrometría de masa. Por otra parte, el 13C utilizado es un isótopo no radioactivo y totalmente inocuo, lo que permite su utilización tanto en niños, como durante el embarazo y la lactancia. Si bien con el mismo principio básico pueden evaluarse distintos parámetros (función hepática y pancreática, digestión de distintos hidratos de carbono, etc.), la aplicación más difundida de este método está dada por la detección de la infección del estómago por Helicobacter Pylori. En este caso, la medición de 13CO2 se lleva a cabo luego de la ingesta de rea marcada con 13C. El test del aire espirado es la prueba más sensible y específica con que se cuenta en la actualidad para la detección de esta infección. Su sencillez, inocuidad, no invasividad y óptimo rendimiento la han convertido en el "estándar de oro" del diagnóstico a nivel mundial. En numerosos pacientes permite evitar llevar a cabo una endoscopía y es más sensible y específica que la detección de anticuerpos séricos contra el Helicobacter, detectando, además, solamente infección activa.